English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Widget ofrecido por www.ayudaparamiweb.com

Por el amor de una rosa, el jardinero es servidor de mil doscientas espinas.

http://www.flickr.com/photos/118634436@N06/sets


Seguidores

lunes, 14 de mayo de 2012

Aparentando madurez.

 Vives en tu cuento de hadas, rodeada por campanillas y relojes colgados del cuello de conejos parlantes. Cierras los ojos y tu imaginación cobra vida. Caes a un pozo sin fondo de experiencias nuevas. Una princesa errante sobrevolando aire, tierra y mar, desenvainando espadas al rescate de su príncipe azul. Tú lo inventas, todo está en tu mente, es plastilina, sólo tienes que darle forma. En cambio, el tiempo delata tus fantasías. Te cansas, ves cosas que sólo son capaces de hacer los que tienen más días que tú, lo imitas pero tú quieres hacerlo. Creces, y, quieres aparentar lo que no eres. Quieres ser el ideal de todo, el centro de atención. Quieres despertarte mayor al día siguiente. Hacer todo lo posible por seguir la corriente, te pintas esa inocente y dulce sonrisa de color carmín. Le das ese primer trago a la copa de ron con cola que te ofrecen acompañada de una pequeña calada inofensiva. Una nube de humo tapa ese cielo que antes increíblemente era azul. Te has convertido en la sombra de la moda, vas hallá donde ella vaya, sin importarte porqué método sea. Finalmente, te llevas el primer chaparrón, y detrás de él le acompañan dos nubes negras. 'Quiero retroceder', es lo que leeré en tus labios. Tú antes tenías personalidad, carácter y ahora no lo dejas ver. Te metiste en el papel de otros esclavos, esos que todavía recorren ese ciclo. Y lo más bonito de todo que se perdió la gente, era, tu sonrisa de niña chica. Y así es cómo niños abandonan Nunca Jamás para conducir sus coches por la contaminada seriedad de una ciudad corrupta, política, careciente de risas, recuerdos y esperanzas. La ciudad en la que la niñez nunca se volverá a revivir. Le vendiste tu alma al diablo, la madurez va recoriendo tus venas, mientras extingue las ilusiones que una vez crearon mágia. Qué equivocada estabas. Te robaron la inocencia y tú, aceleraste el proceso. No la supiste apreciar, valorar, vivir. Por suerte no es tu caso, pequeña Blancanieves. Aprovecha mientras puedas. Tienes la oportunidad de ser única entre la copia. De destacar tras años de paciencia a considerar. Tu eres la protagonista de tu historia, no dejes que la acaben otros por tí. SONRÍE. SUEÑA. IMAGINA.


2 comentarios:

Khepri dijo...

Tus fotografías son simplemente maravillosas...
lo que escribes me agrada muchisímo, claro esta que solo cambiaría el principe azul . por una princesa (:D)
sacar lo que da vueltas en tu cabeza, y liberar esas palabras hace muy bien para el alma, te felicito tienes un blog precioso, como tú tambien lo eres.
Saludos...Khepri.

Butterfly dijo...

Me encanta esta entrada!!! La verdad es que tienes razón: con el paso del tiempo vamos perdiendo cosas que jamás deberíamos dejar ir. Me sentí muy identificada. Seguí así que escribes precioso! Un beso!!
pd: me encantaron las fotos.
si quieres pasate por mi blog :p