English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Widget ofrecido por www.ayudaparamiweb.com

Por el amor de una rosa, el jardinero es servidor de mil doscientas espinas.

http://www.flickr.com/photos/118634436@N06/sets


Seguidores

martes, 13 de marzo de 2012

Cristina's Photography ~

Libre. Hoy, el cencio viento del sur fluye sobre
Hemerocallis Azafranado
mis piés desvestidos, recorre cada milimetro de
mi tenue tez, repudiando en sí un efecto de laxitud
conmoveedora por cada huella que origino. Hoy
me encuentro tan ligera que pareciera que volase en
el intento de avanzar sobre el pegajoso cieno de la
fresca tierra de madrugada. Me siento tan fuera de
lo común, tan fuera del propio mundo, y tan
cerca de lo que me hace existir.. Inhalar este aroma a felicidad, puedo sentir la magia que desprende este
Lilas lisa
lugar, puedo percibir la suave brisa que transpiran 
mis manos, abrirlas sin miedo. Aspirar con fuerza sacando pecho e inclinando mentón, cerrando lentamente los ojos, suavemente dejando salir de los labios un soplo de aura. Alzando las manos hacía el infinito,alternando un pie sobre otro, haciéndolos girar con una leve gracia. Amanecer del nuevo día con sus rosados mullidos cúmulos, extendiéndose trás el esclarecido cielo. Las finitas ramitas de pino mezcladas por el solado, que caían de los árboles junto con los primeros pétalos caidos de los altos 
Helecho Cetrino
tiernos cerezos y almendros rociados por las bajas temperaturas de las noches heladas. Una emboscada de conejos secretos en sus madrigueras cubiertos de ramitas de pino corrían por la floresta alertados por el crujido de mis chancletas al contacto del pavimento ramificado y atestado de castañas, verdes frondas caidas con el paso del álgido invierno y su longeva edad. Alzo la vista al cielo, esta vez camuflado por las miles de brácteas mecidas por el raso céfiro creando un ambiente y un son natural sereno,  de centenares de hojas rozándose entre sí.
Me tiendo sobre las crepitantes ramas cruzando los brazos sobre la cabeza, retirando el cabello alrededor con un brusco gesto y echo a meditar sobre los pequeños detalles de cada elemento. Los pequeños saquitos hilachados de larvas colgando de los troncos repletos de agosta resina, una minúscula araña a rayas descendiendo de una de las más bajas finas ramas donde se podía vislumbrar claramente su buen trabajo al tejer los filos de su casi transparente telaraña, las chicas flores púrpuras, malvas salientes del pastizal de tonos esperanza con gotas de rocío, las hormigas jugueteando entre los dedos de los pies con sus microscópicas graciosas patitas negras, el desplazamiento de las nubes hacia la derecha con el paso de los segundos..
Telaraña Rociada
Flor de Almendro

Es divertido crear formas con ellas, una secuencia de imágenes que cambian indefinidamente, nunca sabes lo que te va a aparecer al segundo después de abrir los ojos, solo tienes que seguirlas, estar atento y anteponerse a sus movimientos.
Hay una paz en mi, que fortalece mis pueriles ilusiones, me hace desconectar sobre todas las cosas que mi mente cavila, evadirme de todos los contratiempos, de todos esos obstáculos a los que hago frente cada mañana. Su música me endormece, su entorno me envuelve en un sueño plácido al cerrar los ojos. El estar ahí, inerte, observando las hojas deslizarse sobrevolando la cortante corriente de aire hasta amontonarse bajo los pies. Retratar con la yema de los dedos, brotes suaves en el papel, los cerezos rosaceos, todo lo que me rodea. Fotografiar cada esquina del panorama, sus cuatro paredes, con distintas perspectivas y tonos. Sé lo que me gusta de verdad, estoy conociendo a fondo lo que en verdad me motiva y me siento única, más segura, no me reconozco a mí misma y todo se resume a la belleza de las cosas insignificantes. Es hermoso dedicarte a esos detalles, y, vivir para ellos, para que la gente pueda algún día apreciar lo visible para ti e invisible para ellos y respetarlo. Lo sé, no tiene sentido, esa es una de las razones por la que me apasionan estas cosas, porque nadie lo entiende, porque el secreto lo escondes en tí, y, nadie más que tú, nunca lo sabrá. La brisa peina tersamente los mechones descuidados de mi frente mientras vuelvo a cerrar los párpados. Inverosímil, este vacío tan lleno que sostengo en mi persona, me produce tanta tranquilidad este momento.. Me siento como una niña de tres años con su globo de helio entre manos. No sabría explicarlo con palabras..














































(Fotografía por Cristina Baba Monster)







4 comentarios:

pelangi sepi dijo...

very beautiful ..nice blog

Gran dilema, gran pecado. dijo...

Sin palabras, tanto por el texto como las imágenes.

Orquídea nEgrA dijo...

Disfrutar con esa persona especial e ideal todo lo hermoso con todo lo hermoso que nos da la naturaleza no tiene precio alguno, de que esa persona entienda cada detalle el cual se esconde en el misterio mas allá de las palabras, es sin duda mágico... Sigue disfrutando de aquello que amas y anhelas no ceses de luchar y cuando lo tengas cuida cada gesto, cada mirada, cada palabra, así nunca dañaras y nunca perderás a aquella persona por la que tanto luchaste.


Hey bella dama le dejo una cordial invitación para una encuesta que hago sobre el primer amor, si te parece bien, pues bienvenida a dar su opinión en mi blog, de ante mano tu ayuda me servirá mucho ;) gracias!

Rei Osaki: dijo...

He de decir que muchas fotos son preciosas, y todas tenéis unos ojos muy bonitos, ¿cómo lo habéis echo para juntaros las 3 con esos ojos? Cuando lo más normal es tenerlos marrones xDD
Por cierto, la niña pequeña, en la foto de lo de la boda parece blancanieves de pequeña >_<

Y nada, tienes una nueva seguidora :3

Y por si te aburres, te invito a pasar por: http://www.jedentag15.blogspot.com :P
¡Besos!